Aprendiendo de otras ONG: la experiencia de Zerca y Lejos

Jorge Carrasco y Javier Vázquez forman parte de Zerca y Lejos desde hace más de 10 años, una Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD) cuyos proyectos se centran principalmente en Camerún. Allí trabajan de la mano de las poblaciones indígenas de la selva "por el reconocimiento de sus Derechos Humanos, su acceso a la salud, al agua potable y a una educación de calidad." El otro día tuvimos la oportunidad de reunirnos con ellos para compartir conocimientos y, sobre todo, aprender de su experiencia.

Los comienzos de una ONG nunca son fáciles, tanto por razones económicas como por todo el trabajo que requiere poner los primeros proyectos en marcha. Por ello siempre es gratificante conocer a personas que llevan años trabajando en esto y ver cómo han ido creciendo sus programas.

Después de 17 años, Zerca y Lejos cuenta con más de 1000 socios económicos, donantes y colaboradores y más de 150 voluntarios cameruneses y españoles. Su objetivo sigue siendo el mismo: "hacer del mundo un lugar más justo y mejor para todos."

Tras nuestro encuentro con Jorge y Javier, sus consejos y experiencias (tanto positivas como negativas) nos han ayudado a redefinir algunos de nuestros proyectos. Es por ello que queremos rescatar aquí algunas de las ideas que más nos inspiraron de esta charla.

La sostenibilidad de los proyectos en el tiempo

Si algo nos quedó claro tras la reunión con los chicos de Zerca y Lejos es la importancia de que los proyectos de desarrollo sean sostenibles a largo plazo. Es decir, que los objetivos e impactos positivos de estas iniciativas perduren en el tiempo tras su conclusión. De ahí la importancia de educar, enseñar y aportar herramientas en lugar de caer en el asistencialismo.

Para lograr la sostenibilidad es necesario el empoderamiento de las comunidades locales, que las personas destinatarias se involucren, sientan que el proyecto es suyo y asuman la responsabilidad en el mantenimiento o gestión de las infraestructuras y bienes generados por la ayuda.

Conocer la realidad de las comunidades

Al mismo tiempo, para que una comunidad se implique en un proyecto de desarrollo es imprescindible conocer y entender la realidad de sus habitantes. Muchas veces caemos en el error de creer que sabemos qué es lo mejor para ellos y lo que tienen que hacer para cambiar, sin tener en cuenta que algunas personas o grupos pueden no ver el beneficio de un proyecto por afectar directamente a sus intereses o a su situación en particular.

Antes de cooperar hay que hacer un ejercicio de comprensión entre lo que es deseable y lo que es posible en la práctica. Pero también entender las relaciones y dinámicas sociales entre los miembros de la comunidad, su cultura, sus capacidades y vulnerabilidades, sus intereses y necesidades. Sólo así se podrá lograr un cambio positivo y duradero.

El compromiso de los voluntarios

No queríamos terminar este post sin mencionar el tema del voluntariado. Javier y Jorge nos comentaban la facilidad para encontrar personas interesadas en cooperar y ayudar a los demás, pero, al mismo tiempo, la dificultad que supone en algunas ocasiones que los voluntarios adquieran un compromiso real.

Hay muchas razones que nos llevan a hacer un voluntariado. Pero hay que tener en cuenta que esta no es una experiencia sin más, que requiere responsabilidad, constancia y motivación. Tan importante como formarse es pararse a pensar qué es lo que verdaderamente nos mueve a ser voluntario. Pero, sobre todo, ser honestos con nosotros mismos: ¿qué nivel de compromiso estamos dispuestos a asumir?

¡Súmate al cambio!

Si aún no conocéis el trabajo de Zerca y Lejos, os animamos a descubrir su historia y a echar un vistazo a los planes de desarrollo que tienen en marcha.

Esperamos también que este post os haya servido para entender un poquito mejor cómo queremos enfocar nuestros proyectos y los valores que nos mueven en Madanfo.

Y tú, ¿te sumas al cambio? 🙂

 

Javi-Jorge-Zerca-y-Lejos

Javier y Jorge en Camerún

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *