La educación de las mujeres en Ghana

La educación tiene un peso muy importante para el futuro de la mujer en Ghana. Sin embargo, hay aún numerosos obstáculos, tanto económicos como sociales, que dificultan el futuro de las niñas, haciendo que muchas de ellas abandonen sus estudios.

Creencias tradicionales y el coste de la educación

Aunque la educación primaria es gratuita en Ghana, son los alumnos los que tienen que asumir el coste de los libros de texto, el almuerzo o los uniformes escolares.

Para algunas familias estos costes son demasiado elevados y no pueden permitirse enviar a todos sus hijos a la escuela. Cuando esto sucede, suele tener preferencia el niño sobre la niña. Los padres creen que un hijo podrá mantener a su familia si estudia, pero una hija se convertirá en madre y esposa de todos modos, independientemente de su educación.

Las prácticas socio culturales y las creencias tradicionales en Ghana perpetúan esta desigualdad y el rol de la mujer en el hogar. Son ellas las que encargan de cocinar, lavar, limpiar, ir a buscar leña y cuidar a los niños. La carga de las tareas domésticas es tal que les deja poco tiempo, o nada, para proseguir sus estudios y conseguir un empleo remunerado.

Falta de infraestructuras y escasez de productos sanitarios

Otra gran barrera por la que las niñas terminan abandonando sus estudios es la falta de infraestructuras y baños adecuados en las escuelas. Muchas están en ruinas, no tienen un saneamiento apropiado o incluso carecen de agua y electricidad.

“Según Unicef, sólo el 23% de las escuelas en Ghana tiene una red de baños adecuada.” – El País.

Este problema obliga a que muchas niñas se queden en casa cuando tienen la regla, lo que equivale a un veinte por ciento de un año escolar.

A la falta de instalaciones adecuadas, se suma la falta de información y el alto precio de productos básicos sanitarios como las compresas desechables (cuando no escasean). Algunas de las niñas que intentan no ausentarse de la escuela durante la menstruación llegan a usar trapos, periódicos e incluso trozos de colchones viejos.

Algunas niñas ghanesas reciben kits menstruales
Algunas niñas ghanesas reciben kits menstruales después de asistir a un taller educativo.
El camino hacia la igualdad

Estas son sólo algunas causas del abandono escolar de las niñas en Ghana. Sin mencionar otros problemas tan graves como la violencia, el acoso y los matrimonios prematuros, que siguen afectando a tantas regiones en África.

Desde Madanfo Project y con motivo del pasado Día Internacional de la Mujer, queremos recordar (y denunciar) las desigualdades que viven tantas mujeres y niñas en otros rincones del mundo.

En Ghana en particular, queda mucho camino por recorrer. Con todos nuestros proyectos, queremos contribuir a mejorar la calidad de vida de estas niñas. Para que tengan un acceso digno e igualitario a la educación y puedan construir un futuro libre de cualquier tipo de discriminación.

Por ti, por ellas, por todas. Sigamos luchando por los derechos de las mujeres en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *